ÚTILES Y HERRAMIENTAS DE HERRAJE .-

 

En este didáctico estudiaremos de una forma detallada todos los útiles y herramientas necesarios para realizar correctamente el proceso de herrado de un caballo. (La descripción la haremos siguiendo el orden alfabético.)

Por economía, hoy día resulta más interesante utilizar las herraduras de fábrica, en lugar de las forjadas por nosotros a mano, sin embargo en nuestra escuela enseñamos a los alumnos a forjar las herraduras tal como se hacía antes, de esa forma se realiza un ejercicio de forja extraordinario, lo que da la soltura y habilidad necesarias para el manejo diario de la forja. Un herrador que se tenga como tal, debe de poder herrar un caballo forjando el mismo las cuatro herraduras, es por eso que comenzaremos la descripción del material de herraje por:

-La BARRA DE HIERRO o posta, la empleamos para la fabricación de las herraduras; se suele utilizar hierro dulce o forjado, que es hierro casi en estado puro que contiene aproximadamente un 0.04% de carbono. El acero es una aleación de hierro y carbono. El acero suave tiene un bajo contenido de carbono, entre alrededor de un 0,2% a un 0,3%. Al calentar el acero suave se vuelve dúctil y maleable y si se enfría rápidamente se vuelve extremadamente duro y frágil, por esta razón cuando enfriamos las herraduras debemos de hacerlo lentamente, en cuatro o cinco veces, y no de golpe. El acero suave es de calidad más firme que el hierro forjado y más barato y fácil de mecanizar, por lo que se emplea ya universalmente, al no fabricarse más el hierro forjado en gran escala. Las medidas más usuales de pletina plana son 20 mm. de ancho x 8 mm. de espesor, aunque estas medidas pueden variar en función del tipo de herradura a fabricar.

            -BOTADOR, se utiliza para marcar el lugar de la herradura donde posteriormente abriremos las claveras, para usarlo deberemos cogerlo con toda la mano, cerrando el puño.

            -CUCHILLA, usada para emparejar el casco, sanear la ranilla y despalmar la suela. Mi consejo es que no sea demasiado grande, ya que se maneja peor, y si cometemos un error al cortar, éste será mayor cuanto más grande sea la cuchilla. Siempre debe de estar bien afilada.

            -DESCLAVADOR o desremachador, se utiliza para enderezar los remaches viejos, y de esta forma poder retirar la herradura sin dañar la pared. Tiene un filo que se aplica sobre el remache doblado, golpeando por el otro lado, siempre con el martillo de nylon. En la otra parte posee una punta estrecha y ligeramente curvada, que se utiliza para sacar los trozos de clavo viejo que se hayan quedado dentro de la pared sin cabeza. Si no disponemos de esta herramienta, podemos utilizar una cuchilla vieja para enderezar los remaches.

            -ESCOFINA, recomiendo que sean anchas y no demasiado largas, ya que se manejan mejor. Debemos utilizar una escofina para nivelar la pared del casco, y otra más vieja para escofinar la córnea que sobresalga por fuera de la herradura, y para realizar el hilo de plata. Conviene limpiarlas a menudo con un cepillo, para evitar que la suciedad las embace.

            -ESTAMPADOR o martillo de estampar, posee en uno de sus extremos una punta cuadradada o rectangular que será la que abra la clavera o estampa, en su otro extremo tiene una cara plana para golpear con el martillo de forja.

            -HORNO o forja, suele ser portátil, se utiliza gas propano. Su misión es calentar las herraduras al rojo para herrar en caliente.

            -LEGRA o gubia, también llamado cuchillo inglés, se utiliza para desprender los trozos de ranilla sobrantes, y limpiar las lagunas laterales de la ranilla. En cascos blandos se puede utilizar para rebajar la suela e incluso parte de la pared. También sirve cuando haya que perforar la suela en un punto, para drenar un abceso, etc.

            -LIMPIACASCOS, es un útil que nunca debe faltar en la caja de herramientas del herrador, para poder limpiar bien el casco y poder ver claramente el trabajo a realizar. Nunca debemos de retirar la basura y restos de arena, que hay dentro del casco, con la cuchilla ni ninguna otra herramienta, ya que perderían rápidamente el filo.

            -MARTILLO PARA CLAVAR, hay varios tipos. Yo suelo utilizar el martillo español, que no tiene orejas, aunque cualquiera es bueno; todo reside en acostumbrarte a tu martillo. Recordad que el martillo de clavar, tan sólo debe  golpear sobre la cabeza de los clavos, y nunca sobre la cuchilla ni el desclavador, ya que podría saltar un trozo de acero con el consiguiente peligro para los ojos del herrador, aparte de que las cuchillas se rompen mucho antes. Como recomendación para el uso del martillo, diremos que nuestros ojos deben estar fijos en el lugar donde queremos que salga el clavo, y no en la cabeza del mismo.

            -MARTILLO DE FORJA, se utiliza para trabajar la herradura sobre el yunque. El más usual pesa 1,5 Kg., y posee una cara plana y otra redonda.

            -MARTILLO DE NYLON, se utiliza para golpear sobre la cuchilla, el desclavador y cuando se utilice sobre la mortajera. También diremos, que como con cualquier otro tipo de martillo, cuando lo utilizamos ,nuestra vista debe estar fija en el lugar donde actúa el útil, y no en el sitio donde estamos golpeando.

            -MORTAJERA o ENCASTRADOR, se utiliza para hacer sobre la muralla del casco las mortajas o nichos, destinados a alojar los remaches, estos nichos también se pueden preparar con el canto de la escofina.

            -PUNTERO, lo utilizamos para abrir las contraclaveras en la cara superior de la herradura, debe tener la punta de forma rectangular.

            -TENAZA ARRANCA-CLAVOS O EXTRACTORA, este útil presenta varias ventajas: nos permite retirar un sólo clavo a la vez, esto es importante cuando se sospecha que uno de ellos toca o atraviesa el tejido podofiloso; permite igualmente desherrar con suavidad los caballos a los que la manipulación del pie o de la articulación del menudillo les resulta dolorosa (como en el caso de fracturas de las falanges).

            -TENAZA DE CORTAR CASCO, sólo sirve para cortar la porción de casco que queramos eliminar, no se debe utilizar para cortar clavos ni para cogerlos ya que perdería el filo. Al utilizarla, tendremos que tener cuidado de manejar la tenaza de forma que dejemos plana la superficie de apoyo de la pared, ésta no debe nunca ser cortada en bisel.

            -TENAZA DE CORTAR CLAVOS, se utiliza para cortar clavos, para extraerlos y para hacer los remaches sobre la pared del casco, para esta última utilidad se debe de aplicar la tenaza cerrada sobre la punta del clavo cortado, imprimiendo a la tenaza un movimiento de rotación a la vez que golpeamos con el martillo sobre la cabeza del clavo, de esta forma vamos formando el remache al doblar la punta del clavo contra la pared del casco. Esta forma de hacer los remaches la debemos de emplear con cascos blandos, desportillados o quebradizos; es decir siempre que utilizando la tenaza de cocodrilo se pueda dañar la pared del casco. Existe un tipo de tenaza con estrías laterales en las dos bocas, que se utilizan para abrir la herradura. Para hacer esta última operación, podemos hacerlo con la herradura fuera del caballo, poniendo la boca de las tenazas en el interior de la herradura, y presionando sobre las esponjas, con lo que abriremos las dos ramas de la herradura.

            -TENAZA DE DESHERRAR, suelen ser de mayor tamaño que las anteriores, se utilizan para arrancar la herradura del casco, después siempre de haber levantado los remaches. Para ello deben actuar siempre girándolas hacia la punta de la ranilla (interior del casco). Debemos extraer los clavos de uno en uno.

            -TENAZA DE FORJA, se utiliza para sujetar la herradura (o barra de hierro), cuando estamos trabajándola sobre el yunque. Evidentemente la usaremos siempre que tengamos la herradura caliente, pero debemos de hacerlo también cuando trabajemos la herradura en frío, de esta forma evitaremos muchos accidentes ocasionados por las pestañas.

            -TENAZA REMACHADORA, también llamada de cocodrilo por la disposición especial que tiene su boca. Se emplea para hacer  los remaches, debemos tener cuidado al utilizarla sobre cascos muy secos o muy blandos, ya que ejerce una fuerza considerable sobre la pared, pudiendo llegar a rajarla; en estos casos citados el remache se debe realizar con las tenazas y el martillo.

            -YUNQUE o bigornia, si está fijo en el herradero suele ser un yunque pesado, más de 40 kg., pero si lo vamos a utilizar para llevarlo en el coche de un sitio a otro suele ser un yunque de 25 a 30 Kg., para ello se le fabrica un trípode desmontable, deberemos cuidar que al montarlo la pata que está sola nos quede a nuestra izquierda y coincida con el cuerno redondo del yunque.

FIGURA 1

FIGURA 2

FIGURA 3

FIGURA 4

FIGURA 5

FIGURA 6

FIGURA 7

 

Constantino Sánchez Martínez

ESCUELA DE HERRADORES "SIERRA NORTE"